Secretos Para Un Bizcochuelo Perfecto

Listo el bizcochuelo perfecto

De caja o bien casero, el bizcochuelo perfecto es una de las opciones más fáciles y preferidas por muchas mamás, mas ¿qué hacer si sale seco o bien demasiado húmedo?

Si se trata de una receta de bizcochuelo muy húmeda, que no va a cubrirse entonces con pasta de cobertura o bien fondant (que no llevan heladera), dejarlo toda la noche en la heladera o bien unas horas en el congelador, absolutamente cubierto con largometraje plástico a fin de que no se humecte.

Secretos Para Un Bizcochuelo Perfecto

Secretos Para Un Bizcochuelo Perfecto

Si por el contrario sale seco, cuando se enfrió, cortarlo en la cantidad de capas deseada y humidificarlas con un tanto de almíbar.

Esto va a ayudar a que no se desarme o bien desmigaje tanto al rellenarlo o bien al decorarlo.

Y una forma de eludir que se desarme o bien se desmigaje al rellenarlo con dulce de leche, es entibiando anteriormente el dulce a fin de que quede más líquido.

Por último, intentar cubrirlo con una cobertura suave, ligera, en especial en los costados, que son la parte más enclenque y que al estar húmedas pueden ceder frente a una cobertura más pesada.

Ahora, ¿con qué resulta conveniente decorarlo?

En lo que se refiere a la decoración, cada madre sabe qué cobertura le resulta más cómoda: ciertas saben hacer merengue, otras se animan a una cobertura de chocolate, otras prefieren las granas, otras se animan a las pastas de cobertura, etc, la verdad es que las opciones son muchas.

Para las madres a las que no les agrada de qué forma quedan las granas en el bizcochuelo perfecto, mas que no se animan a solamente bastante difícil, la torta puede cubrirse con dulce de leche y después con confites de chocolate de colores o bien merenguitos.

Si los laterales quedaron desprolijos, pueden taparse con vainillas, habanitos, rodhesias, obleas o bien barras de chocolate, y «mantenerlos» con una cinta de raso y un moño (realmente han de estar pegados con dulce de leche, mas la cinta ayuda a mantener y le añade un toque a la decoración).

Las madres que saben hacer merengue pueden utilizar un tanto de colorante celeste o bien rosa para darle a la torta un toque singular y adaptado.

Asimismo pueden adquirir brillantina comible (cuidado!, no hay que confundirla con la brillantina común, ha de ser sí o bien sí comible), y diseminarla sobre el merengue.

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!




Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *